miércoles, 28 de mayo de 2014

Albóndigas de choco en salsa de curry suave y una historia del CSI.


Estaba yo hace una semana tan tranquila pensando en mis cosas, cuando sonó el teléfono. Era mi amiga Mónica.
- Ay, Maricruz, que acabo de llegar de Barcelona y cuando he subido a casa me he encontrado la puerta reventada, ¡me han robado!
- Anda ya... Si tú tienes una puerta con no sé cuántos anclajes y de madera maciza...
- Pues han debido meter una palanqueta o algo así, está toda destrozada y la casa revuelta. Estoy muy nerviosa.
- ¿Has llamado a la Policía? ¿Y Hugo, dónde está? Y sobre todo, no toques nada- Hugo es su pareja pero cada uno vive en su casa. Han estado unos días visitando Barcelona y acaban de volver.
- Hay una patrulla de camino. Hugo está en su casa, viene para acá también. Qué disgusto.


Como aparecieron los de la patrulla, la dejé con ellos y la fui llamando a ver cómo iba la cosa.
- Mónica ¿Cómo va todo?
- Los de la patrulla le hicieron una foto a mi carnet de identidad y la mandaron a la Central, como en las películas, oye.
- ¡Qué fuerte! Tú no seguirás teniendo ese DNI en el que sales con un ojo morado y con un aspecto lamentable de cuando te robaron en el metro de Madrid, que te desmayaste de la impresión y un señor te avisó de que tenías una lentilla en mitad del pómulo cuando te reanimaron ¿no?- Ahí fue cuando ya nos dio la risa porque a Mónica le robaron dos veces en el metro en Madrid, una de ellas le rajaron el bolso, le quitaron la cartera y ni se enteró. Seguro que la tienen en el fichero de 'Cacos Sin Fronteras', siempre le toca a ella, que ya sólo le falta que la asalten por la calle estilo Manos-arriba-esto-es-un-atraco, alguien con antifaz y camiseta a rayas horizontales.

Lo de la risa no es por los atracos, es porque cada vez que tenía que enseñar el carnet en cualquier sitio, se liaba a dar explicaciones de porqué tenía esa pinta de haber sido atropellada por un autobús.  La gente ponía unas caritas que no veas y a punto estaban de darle el pésame y todo.


- Y están aquí los de la Policía Científica, tomando fotos y huellas dactilares.
- ¿¡Qué me estás contando!? ¿Y van con los monos blancos y los plásticos en los pies como en el CSI? 
- No, pero vienen con un especie de caja de herramientas, han sacado los guantes, una lupa y el polvo para las huellas. Lo están poniendo todo perdido de un polvo negro que dan con un pincel, no es blanco como en las pelis. Te dejo que ha llegado el cerrajero.

Al filo de las ocho de la tarde, fue ella quien llamó.
- Esto se ha puesto interesante de verdad. 
- No me digas más: ha estado Grissom.
- Que no mujer, déjate de bromas. Ha venido un inspector y ha dicho que hay una banda por aquí, que entran en las casas cuando no hay nadie. Ya han robado en seis o siete casas.
- Eso te pasa por vivir en un barrio tan postinoso... ¿Y el cerrajero?
- Ha hecho un apaño hasta que los del seguro coloquen una puerta blindada. Ah, y no veas el ratito que he pasado cuando Hugo, que como es argentino habla un español del siglo XVII, le ha dicho muy serio: 'ya ha estado aquí el herrero'. Y yo he pensado: 'osti, a que va a resultar que tengo caballos y no me he enterado...'
Y claro, vuelta a reírnos y Hugo que no daba crédito a tanto jijí-jajá.
Total, que al final ha contratado una empresa de alarmas anti-robo, con cámaras de vigilancia, posibilidad de activar y desactivar desde el móvil, puede ver y oír lo que pasa en todo momento... sólo le falta una habitación del pánico, qué moderna.
Y le han puesto un cartel la mar de cantoso al lado de la puerta con el nombre de la empresa. Yo le he sugerido, que ya que está, coloque otro cartel que diga: "los vecinos tienen cosas mejores; a mí ya me han robado". Pero dice que a lo mejor a los vecinos no les hace gracia.

Albóndigas de choco.
Ingredientes.

500 gr de choco (sepia, jibia).
2 huevos.
1 cebolla.
2 dientes de ajo.
1 tomate sin piel ni pepitas y troceado pequeño.
Fumet de pescado.
1 cucharada sopera de curry suave.
Pan rallado.
Perejil.
Aceite de oliva.
Sal.

Elaboración.

Trocear los cuerpos de los chocos a cuchillo o en la máquina de picar.
Colocarlos en un cuenco grande con media cebolla, los dos ajos y perejil al gusto, todo muy troceado. Salar.
Añadir los dos huevos batidos y el pan rallado suficiente para que amalgame, procurando no excederse para que la masa quede suave y no se endurezca.
Dejar reposar unos 30 minutos.
Formar las albóndigas con las manos mojadas en agua, la preparación estará algo pegajosa. Pasarlas por pan rallado y freírlas hasta que estén doradas. Reservar.

Para la salsa:
Calentar unas cucharadas de aceite en una sartén o cazuela, y freír la cucharada de curry. Ahí mismo, hacer un sofrito con la media cebolla restante bien picada, los ajos y el tomate. Cuando esté listo, añadir una cucharada de harina, rehogarla bien. A continuación el fumet de pescado y calentar.
Introducir las albóndigas y cocer hasta que estén tiernas.
Las he acompañado de arroz basmati con pasas hidratadas en te caliente, orejones y piñones tostados.

Hoy no hay paso a paso ni video. No hice las fotos del proceso... 



11 comentarios:

  1. Yo he hecho albóndigas de choco, pero con el curry tienen que quedar de escándalo. Me has dado una idea....
    Me he reído un montón, como siempre, aunque siento lo del robo de tu amiga. Yo que ella sí que pondría el cartel, la verdad.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rocío.
      Pues tengo que decirte que tu blog sí que es ameno, entretenido y divinamente redactado. Cada vez que entro me paso un ratazo leyendo entradas, y pasándolo de miedo.
      Las recetas, son de las buenas y de las que se pueden hacer.
      Besitos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias. Y yo te podría decir lo mismo...
      Besos

      Eliminar
  2. Dos ingredientes que me encantan: la jibia y el curry (ya sabes soy una marenga con aires hindúes).....así, que tengo que hacer tu receta, me ha parecido realmente exquisita....me llega el olorcito y me imagino su delicioso sabor. Por cierto: ¿no tendrá tu amiga un cartelito que diga: por favor atracarme a mi...?....Pobrecita, menudas experiencias.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toñi, ya sabía yo que lo del curry te iba a gustar jaja.
      Mi amiga ya se cuestiona el sentido de su vida... la pobre.
      Muchos besitos, guapa.

      Eliminar
  3. Pobre tu amiga... a mi hija mayor le robaron en el piso hace unos meses y se llevaron absolutamente todo lo que tenia de valor. Y por supuesto, ni lo ha recuperado, ni el seguro le ha cubierto todo.

    La receta estupenda. Me encanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uffff... es que, bromas aparte, es un trago que no veas. Y como tú bien dices, ni se recupera ni el seguro lo cubre todo. En fin...
      Muchos besitos.

      Eliminar
  4. Porque hoy es fiesta en Sevilla que si no me iba al mercado a por el choco. He probado albóndigas de choco que no sabían a nada pero las tuyas tienen una pinta exquisita con ese toque de curry... Te aseguro que no tardaré en hacerlas.
    Y a tu amigo mucho ánimo, a mi también me robaron en Madrid pero fue en el Retiro. Que no haya una cuarta, pobre...

    ResponderEliminar
  5. Hola Montse,
    A ver si hoy sábado abre el mercado y puedes comprar el choco que, como dice mi amiga Mari Carmen que es también de Sevilla, a los sevillanos tendríamos que pagaros por entretenernos al resto del país ¡Cuidado que montáis una fiesta por menos de ná! :)
    Ya verás como te gustan...
    Besitos, guapa!

    ResponderEliminar
  6. Desde ahora sigo tu blog y te visitare cada vez que pueda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias alcachofina. Un placer tenerte aquí.
      Besitos.

      Eliminar