sábado, 14 de enero de 2012

Plum cake para Isabel



Cuando en este país nuestro todavía andábamos comprando en las tiendas de la esquina y en los comercios de toda la vida, en Estados Unidos había unos centros comerciales enormes, a los que ahora también nos hemos acostumbrado nosotros. Son los mall.

Estábamos en Virginia, y mis amigos me dijeron María, vamos a pasar el día a un mall, que te va a gustar. Yo, encantada, de modo que cogimos los coches y nos fuimos al mall más cercano, a dos o tres horas de camino, allí la gente no tiene pereza para ir a cualquier sitio, no como en Europa que si tardas más de media hora, preparas el pasaporte, las maletas y te despides de tu familia como si fueras de expedición al Polo Norte.

El mall era precioso y ellos, tan orgullosos de enseñar a una jovencita española de 18 años una de las maravillas modernas de su país, y encima, grande. A mí todo me parecía estupendo y a ellos les gustaba que así fuera. Me sorprendió la cantidad de tiendas, cafeterías, restaurantes, supermercados, cines... Todo lleno de gente que parecía que vivía alli.

Y de repente, no los veía. Habíamos entrado en una tienda y debí salir por otra puerta, el caso es que por mucho que miraba, no estaban, vaya por Dios. Me había perdido. O sea, que allí estaba yo, en un país que no era el mío, en un mall como un demonio de grande y sin teléfono móvil porque todavía no se habían inventado, míra que bien. Hice lo que hubiera hecho cualquiera, busqué a un vigilante de seguridad

- Excuse me sir, I'm lost...
- You're what??

Vamos a ver, me dijo, ¿no será que has perdido a un niño o algo así? Pues no, me había perdido yo y aquel hombretón me miraba, yo lo miraba a él y así estuvimos un ratito, hasta que me dijo Vale, ven conmigo. Y me llevó a un mostrador, donde una señora muy amable me preguntó mi nombre, agarró un micrófono y se oyó por todo el recinto: se ruega a los amigos de María, que vengan a recogerla al meeting point, que-se-ha-per-di-do. Estupendo, ahora cientos de seres humanos sabían que me había perdido, qué vergüenza.




Y me llevaron a la guardería, donde estaban los nenes que los padres dejaban allí mientras compraban o estaban en el cine y los otros nenes que también se habían perdido, los nenes y yo somos así. Cuando fueron a por mí, me encontraron sentadita en una sillita tamaño mini, en una mesita y un grupito de nenes gesticulando mientras yo cantaba lo de "Había una vez un barquito chiquitito..." , una monería de niños, haciendo las olas con las manitas y que no podía navegar con sus deditos, tan contentos todos. Al irme, me dieron besitos pringosos de caramelos y chuches.

Para que me perdonaran el mal rato, los invité en una cafetería donde tomé un plum cake delicioso, muy parecido a éste que yo hago.

Esta receta tiene dedicatoria y es para mi sobrina Isabel, que me pidió que la subiera hace ya unos cuantos meses. Es que no encontraba fruta escarchada, Isa, que he tenido que esperar a Navidad, que entonces, todos los supermercados la tenían. Perdona la dilación, guapa. La mala noticia es que tu tío Manuel, empezó mmm... qué bien huele... Y cuando lo abrí para hacer la foto final, ya no aguantó más, cortó una rebanadita, luego se puso otra y se lo ha comido en dos días. Haré otro y te lo llevaré, te lo prometo, aunque tenga que encerrar a tu tío en su despacho bajo siete llaves.

Ingredientes.
250 gr de harina.
250 gr de mantequilla.
250 gr de azúcar.
4 huevos.
La ralladura de un limón.
160 gr de pasas y frutas confitadas.
1/2 sobre de levadura royal.
1 taza de brandy.

Elaboración.
Colocar las pasas y la fruta confitada en un cuenco, regar con el brandy, entrar al frigo y dejar macerar. Yo lo dejo de un día para otro.
Batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté bien integrado todo. Añadir los huevos uno a uno y batir cada vez para que la masa lo absorba bien.
Rallar ahora el limón y añadirlo.
A continuación, la harina mezclada con la levadura, yo la paso por un cedazo. Seguir batiendo hasta que la masa esté suave y homogénea.
Por último, la fruta macerada y el líquido que tenga. Remover bien con una espátula.
Llenar un molde de plum cake encamisado, y entrar al horno precalentado a 200º. A los cinco minutos, bajar a 180º y tenerlo durante 45 ó 50 minutos, con el horno arriba y abajo y sin turbo.
Comprobar si está hecho con una brocheta. Ya sabes que si sale limpia es que está listo, si no, lo dejas hasta que salga seca la brocheta.
Si ves que se tuesta demasiado, lo tapas con papel de aluminio, no hay problema.
 Sacar del horno y desmoldar cuando esté tibio.
Enfriar en una rejilla.
Servir en una fuente o bandeja bonita y ya está.

Espero habértelo explicado bien. Siempre te puedes venir a casa y lo hacemos juntas, a ver si tu tío se atreve a meterle mano a tu plum cake. Besitos.


17 comentarios:

  1. Juan Carlos Romero14 de enero de 2012, 19:14

    JAJAJAJAJAJAJAJA, ME MEO CONTIGO MARICRUZ, JAJAJA. Aqui me tienes riendome solo a carcajadas en limpias, y mi madre mirandome sin saber lo que esta pasando, y lo mejor que le he contajiado la risa, ahora tus textos nos van a servir de risaterapia, jajajajaja, no puedo contigo, bueno voy a leer la receta que aun no he podido. No paro de imaginarte en el mall perdida, y lo mejor la de megafonia, jajajajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Carlos, con haceros reír a ti y a tu madre, ya tengo más que suficiente, guapo!
      Pues si vieras la carita que tenian mis amigos cuando fueron a por mí, ya te tiras de la risa... entre otras cosas, porque había nenes en la guardería que casi abultaban más que yo, qué fatiguita más grande.

      Eliminar
  2. Parece de risa pero lo pasastes mal en algun momento? hablabas ingles? ainssss no quiero reirrrrrme pero es que la situación da risa :-) jejejeje
    Mmmmmm que rico, Mari Cruz lo hare que bueno debe estar ñam ñam.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayca, yo lo que estaba, era asombrada... y luego pensé que tenía que buscar una solución, no era plan de envejecer en ese sitio. Es que yo no he sido nunca ni tímida ni miedosa, y creo que por eso me pasan tantas cosas absurdas, jajajaja.
      Claro que hablaba y hablo inglés, mujer. En aquél tiempo yo estudiaba en aquel país :)
      Y ríete a carcajadas, yo lo hago con todas estas cosas.
      Muchos besitos.

      Eliminar
  3. La situación al menos merece la pena ser recordada por lo graciosa que es pero en ese momento me imagino que tu dirías, tierra trágame. Se ve muy rico!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que pensé "tierra trágame" cuando escuché que me anunciaban por los altavoces jajaja. Pero como no me conocía nadie, me duró poco, la verdad.

      Eliminar
  4. Si ya me parecía a mi que esto no venía de ahora. Ya de más jovencita apuntabas maneras.
    Me gusta...
    Kisses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posti... el que nace lechón, muere cochino!! Me temo que ya nací así :)
      Besitos

      Eliminar
  5. ¡Qué vida tan interesante tienes!

    Besos! El plumcake delicioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chari, guapa. Mi vida es tan interesante como la de cualquiera, digo yo, todo depende de cómo te lo tomes, ¿es o no?
      Muchos besitos

      Eliminar
  6. La verdad que tu blog es la mar de interesante, acabo de descubrirlo gracias al concurso, por lo que te felicito por tu gran labor. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jesús. Es un placer tenerte por aquí. Besitos

      Eliminar
  7. Jajajajaj que me río contigo Mari Cruz! Te imagino allí con los nenes dibujando mientras esperas a que te recojan jejeje Bueno, tu eres todavía muy joven, pero una niña más bien crecidita!

    El plum cake tiene que estar delicioso. Mira por donde no me gustan a mí las frutas confitadas en el roscón pero en el plum cake, como están cortaditas y revueltas con el sabor de las pasas y el ron, pues que me entran de bien...jjeejej

    Estoy esperando todavía tu dirección de correo electrónico para meterme en pipirrama! Que no se te olvide!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lauritaaaa!!! Hola guapa, me alegro de verte y de que te rías con mis cosas.
      El plum cake está buenísimo, en serio y más fácil no puede ser.
      No te ha llegado un correo mío? Pues a ver a quién he mandado yo un correo hace ya como cinco días... Verás tú... Te mando otro. Muchos besitos.

      Eliminar
    2. A ver si no te he dado yo bien el mail: lauritachiquitita@gmail.com, o cocinax2@gmail.com. De hecho, si quieres, dime cuál es tu correo y ya te mando la invitación directamente. ¿Qué te parece? Un beso

      Eliminar
  8. Hola! Yo también he llegado a tu blog a través del 20 Minutos, y la verdad es que me ha encantado lo de cómo lo hago (trucos y consejos)... seguro que usaré alguno!! :)

    Muchos blogs de cocina te enseñan las cosas paso a paso; pero éste me ha gustado por esos truquillos...

    Un saludo :)

    Jose

    http://josearnedo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues encantada de que te guste el apartado de "cómo lo hago", y me alegro que me lo digas, porque últimamente lo tengo un poco abandonado.
      Besitos

      Eliminar