viernes, 8 de julio de 2011

¿No tienes vinagre? Haz boquerones en limón...

O puede que no te guste el sabor a vinagre, hay a quien le pasa. No quiero ponerme pesadita hablando de mi Manuel, pero a él no le gusta el vinagre, ni siquiera el olor. Y cada vez que hacía boquerones en vinagre, nada más entrar a casa, ya estaba huele a vinagre, que parecía el ogro de los cuentos con aquéllo de aquí huele a niño fresco. Sin embargo, cuando salimos de tapitas, pide boquerones en vinagre y le encantan ¿vosotros lo entendéis? Yo no, pero bueno, de sobra sé yo las incongruencias del ser humano, no me voy a asustar a estas alturas de la película.
Y un día, cuando le dije a Mari mi pescadera de cabecera el problema que tenía yo con los boquerones, el vinagre y todo eso, me dió esta receta que no tiene nada que envidiar a los boquerones en vinagre ¡y todos contentos!
En Málaga hacemos mucho boquerones al limón, que van marinados en limón, ajo y perejil y luego fritos. Estos no son, estos son en limón. Vamos allá con la receta.

Ingredientes.
1/2 kg de boquerones de buen tamaño, de los que se piden "para vinagre".
4 limones.
2 ó 3 hojas de laurel.
Pimienta negra recién molida.
Ajos.
1/2 vaso de aceite de oliva.
Sal.


Elaboración.
Lavar y limpiar los boquerones quitándoles la espina central. Colocarlos abiertos en un recipiente que se pueda tapar, uno al lado del otro, procurando que no se solapen.
En un cuenco, exprimir el jugo de los limones a través de un colador de malla fina. Salar al gusto. Yo le pongo bastante sal, esto ayuda a que los boquerones no se pongan blandos.
Añadir las hojas de laurel picadas muy pequeñas, el aceite y bastante pimienta negra recién molida. Batir bien.


Volcar sobre los boquerones, tapar y entrar al frigo durante 24 horas.


Al cabo de este tiempo, ya estarán listos para consumir.



 Escurrimos los que vayamos a comer, los colocamos en el plato y  ponemos por encima ajo picado y aceite de oliva. Más facil, imposible.



Si queréis, se puede rebajar el zumo de limón con un poco de agua, a mí me gustan fuertes.
No hagáis muchos a la vez si no los vais a consumir, el limón sigue marinando el pescado y a los pone blandos, no es que estén malos, pero no es lo mismo.
Me pregunto qué pasaría si sustituyo un limón por una naranja. O si en vez de limón, lo hago con limas. O... Un día de estos, lo averiguaré y os lo cuento.

3 comentarios:

  1. ¡¡ Qué ricos por Dios !! A mi marido le ocurre igual, no aguanta el olor a vinagre....
    Buenisima idea marinar los boquerones con naranja, tiene que estar de muerte lenta, habrá que probar.
    Un besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Están muy buenos, Carmen Rosa, pruébalos!! Así que tu marido también es un "ogro del vinagre"? jajajaja.
    Buen finde, guapa. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

    Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

    Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
    cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
    para darse a conocer.

    Para suscribirse a Ptitchef vaya a
    http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
    http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
    parte superior.

    Atentamente,

    Vincent

    ResponderEliminar